Ultima Actualización: jueves 2 abril 2020  •  06:00 AM

Le llamaban Manuel

Publicado por Martín Domingo Genao  |  Opinión |  sábado 30 enero 2016

(Esta Trinchera la dedico a mi compueblano Michael Guzmán  residente en Manhattan, Nueva York -es de mi comunidad- y  también a   mi hermanazo Tuto Tavárez)
 
Ciertamente, hay por ahí un montón –aunque en realidad un montón sería poco- de canciones insulsas, con letras horribles, que nada aportan a quienes las escuchan.
  
 Pero hay otras, sin embargo, que conmueven sin importar las veces que usted la oiga y, además,  llevan a uno a la reflexión. Esto me ha pasado montones de veces.
Durante una noche de Silvio, Pablito, Serrat, Arjona, Facundo…entre otros muchos, en un pequeño apartamento de Manhattan, Michael Guzmán “mi hijo postizo” (un muchacho de apenas 31 años pero que asombra la preferencia que tiene por esta música), me dijo: "Escuche esta que viene a continuación".
   
Y sonó Serrat con “Le llamaban Manuel”. Conozco gran parte de los temas del poeta catalán –es mi línea- pero esta les juro que no lo conocía.
  
 ¡Me impactó! Que historia cuenta Joan Manuel en esta  hermosa pieza musical. Una canción profunda que me hizo humedecer las mejillas. No sé cuándo fue escrita -ni mucho menos cuando Joan Manuel la dio a conocer en su voz- pero tiene un mensaje que es una realidad permanente.
   
Es de las canciones que no pasan de moda. En la radio, difícilmente usted pueda escucharla. Los reguetones, el dembow, la bachata y otros géneros –además de la payola, claro- no permiten que figuren en las programaciones este tipo de musica.
   
Pero nada, gracias a Dios que la tecnología ha puesto en nuestras manos las herramientas para uno poder disfrutar de la misma. No solo escucharla una vez, sino  repetirla cuantas veces se quiera, localizar sus letras y compartirlas, como hago en esta entrega.
   
Si usted la quiere escuchar, búsquela en You Tube o en Google con “Le llamaban Manuel”, que la encontraras de inmediato. Aquí les dejo las letras mientras tanto. Chequéelas y después dígame si tengo o no razón en lo que aseguro:
 
(Joan Manuel Serrat)
Le llamaban Manuel, nació en España,
su casa era de barro, de barro y caña.
Las tierras del señor humedecían
su sudor y su llanto, día tras día.
 
Mendigo a jornal fijo como él no hubo
entre olivos y trigos, por un mendrugo.
Su casa era de barro, de barro y caña,
le llamaban Manuel, nació en España.
 
Le llamaban Manuel, nació en España,
su mundo era otro mundo, tras la montaña.
Del amo eran las tierras, camino abajo
las moras y las flores de los ribazos.
 
Le llamaban Manuel, nació en España,
su mundo era otro mundo, tras la montaña.
Del amo eran las tierras, camino abajo
las moras y las flores de los ribazos.
 
La mula y los arreos, el pan y el vino,
los árboles, las piedras y los caminos.
Su mundo era otro mundo, tras la montaña,
le llamaban Manuel, nació en España.
 
Le llamaban Manuel, nació en España,
ella guardaba un hijo en sus entrañas.
Nunca nada fue suyo, nada tuvieron,
por eso lloró tanto cuando murieron.
 
Él con sus propias manos cavó una fosa
sepultando sus sueños junto a su esposa.
Ella guardaba un hijo en sus entrañas,
le llamaban Manuel, nació en España.
 
Le llamaban Manuel, nació en España,
le vieron alejarse una mañana.
Del amo era el olivo, donde lo hallaron
y la soga de esparto que desataron.
 
Y el pedazo de tierra donde hoy se pudre
y el trigo que en la sierra su tumba cubre.
Le vieron alejarse una mañana.
Le llamaban Manuel, nació en España.
 
¡Seguimos en combate!