Ultima Actualización: martes 15 octubre 2019  •  02:30 PM

Las enseñanzas del ministro Ventura Camejo

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  domingo 19 junio 2016

Es de gran satisfacción escuchar a servidores del Estado, que antes eran regidores, pero que fruto de su buen trabajo se convirtieron en alcaldes municipales, encargados de Distritos o fueron reelectos en los principales cargos de los Municipios, hablar con propiedad para agradecerle al Ministerio de Administración Pública (MAP), en la persona del ministro Ramón Ventura Camejo, los conocimientos adquiridos por ellos en materia de calidad de los servicios públicos.      

Eso debe ser de orgullo para el ministro Ventura Camejo. Escuchar a muchos de los alcaldes actuales, que sus conocimientos, frutos de seminarios, talleres, cursos, maestrías y diplomados organizados por el MAP, les ayudaron a comprender cómo podrían lograr éxitos a favor de la ciudadanía en el desempeño de sus funciones.

Y también es regocijante escuchar a nuevos alcaldes y alcaldesas que ya hablan de que trabajarán usando las experiencias de servidores del Estado, sin importar sus afiliaciones políticas,  que puedan aportar sus conocimientos a beneficio de la comunidad.

El seminario sobre Mejores prácticas desarrollado por el MAP en la Pontificia Universidad Católica  Madre y Maestra (PUCMM), dejó otra importante enseñanza, como fue la versión de algunos alcaldes de la oposición, que dijeron que desde que asuman sus funciones, harán lo posible para exponerle al Presidente Danilo Medina algunos de los problemas que tienen sus jurisdicciones.

Y así debe ser, porque los líderes deben gobernar para sus pueblos, olvidándose de las cosas negativas que lo único que hacen es empequeñecer a los humanos.

Ya, como consecuencia de las experiencias adquiridas a través del proceso de capacitación de la empleomanía pública, las nuevas autoridades municipales no hablan de “barrer” con todos los empleados, como ocurría hasta el 2004, cuando Ventura Camejo asumió la dirección de la desaparecida Oficina Nacional de Administración y Personal (ONAP), sino que ahora se habla de aprovechar las experiencias humanas para avanzar. ¡Eso es lo que el MAP enseña permanentemente!

El mejor ejemplo de la importancia que tiene aprovechar las experiencias, es el propio MAP, el cual desde el 2004 comenzó a utilizar a los técnicos que tenía la ONAP, incluyendo a sus pasados directores, para hoy ser un referente internacional en materia de mejoramiento de los servicios públicos. ¡Y esos técnicos, contratados o nombrados, deben seguir en el MAP haciendo sus aportes a favor del progreso de la administración pública, sean o no del partido en el poder!

La versión del experto internacional en asuntos de administraciones públicas, el español Don Tomás Orbea Celaya, de que la República Dominicana es un país lleno de oportunidades para avanzar hacia el desarrollo, es una demostración de los esfuerzos que se realizan para capacitar a la empleomanía pública, básicamente a su personal técnico y a una gran mayoría de los ejecutivos.

Para lograr los avances que tiene el país en materia de mejoramientos de los servicios públicos, los funcionarios responsables de la conducción de la administración pública, tienen que tener mucha vocación. Ventura Camejo no sólo tiene vocación, sino que compromete todo su tiempo para trabajar por la calidad en la gestión, viajando a los países más desarrollados en la materia, para traerle a la nación sus mejores experiencias.

El modelo de calidad conocido como Marco Común de Evaluación (CAF), es una herramienta que sigue dando buenos resultados para la gestión de los recursos humanos en el sector público.

Como el país está disfrutando de avances tecnológicos, del gran apoyo a la producción nacional de parte del actual gobierno que preside el licenciado Danilo Medina, especialmente de los sectores agropecuarios, industriales, medianas, pequeñas y micro-empresas, lo importante sería que el nuevo régimen esté compuesto por personas que crean en la importancia  que es contar con servicios públicos con calidad, no sólo para responder a las expectativas ciudadanas, sino para traer nuevas inversiones.

¡No hay que cancelar a ningún funcionario, porque el Estado suple las formas de cómo resolver esa situación, pero es básico que  los que ocupen funciones jerárquicas en el Estado, crean en que hay que trabajar por la calidad de los servicios!

El trabajo para satisfacer a los usuarios de los servicios públicos no debe detenerse. Quizás esos importantísimos logros no se observan de manera más amplia, fruto de los problemas de la delincuencia, que también hay que buscar la forma de controlar para bien de la democracia.

La forma de agradecerle al  MAP los buenos servicios recibidos por parte de alcaldes electos y actuales ejecutivos, muchos de los cuales se favorecieron de las facilidades que ofrece la entidad a favor de la capacitación del personal de la administración pública, debe hacer sentir regocijado al ministro Ventura Camejo.

El trabajo que se desarrolla desde el MAP, ya está  germinando  como las semillas que tiró en tierra fértil el Todo Poderoso, cuando todavía andaba por este mundo. Sus frutos seguirán alimentando a las presentes y futuras generaciones de empleados del Estado. La normativa para avanzar en la calidad de los servicios, está ahí. ¡Sólo hay que darle seguimiento al trabajo!  Pensamos que el ministro Ventura Camejo será parte de la gran historia de los cambios registrados  en la administración pública dominicana.

-Gracias por leernos.